Noticias

Noticias (60)

Todavía hay heridas abiertas y no se van a cerrar solas. Seguimos muy lejos de lograr una verdadera reconciliación (otra vez esta palabrita muchas veces mal usada), y prueba de ello es la facilidad con la que se menciona el terrorismo con fines políticos o para atacar a otros sin sentido, por ejemplo en el Congreso, como pasó con el fiscal José Domingo Pérez.

Esto no ayuda a las víctimas del conflicto, al contrario. En Ayacucho,  donde estoy viviendo los últimos meses entre el campo y la ciudad, los recuerdos del periodo de violencia son sensibles y están muy presentes. Este departamento se llevó la peor parte, en especial la zona rural. Para ellos, no se trata de un tema del pasado, sino que sigue siendo muy actual, incluso para las nuevas generaciones. Algo que puede ser difícil reconocer desde Lima.

Se calcula que el 70% de las víctimas mortales del conflicto fueron quechua hablantes. Además, muchos otros pobladores fueron desplazados de sus comunidades.

 Se calcula que el 70% de las víctimas mortales del conflicto fueron quechua hablantes. Además, muchos otros pobladores fueron desplazados de sus comunidades.

Hablar de este periodo de nuestra historia es difícil. Hubo tal variedad de actores y víctimas que genera incluso polémica ponerle un nombre al periodo: conflicto armado interno, época del terrorismo, guerra popular, entre otros. Depende de la persona y sus recuerdos. Sin embargo, lo peor para el país sería, simplemente por temor, dejar de hablar del tema o querer pasar la página. Genera (re)sentimientos que son una fuente potencial de conflicto.

¿Cómo trabajar el tema?: El papel de las memorias

Desde las ciencias sociales, el tema de la “memoria” ha sido bastante trabajado. Todos construimos una memoria en base a las experiencias y la información que recibimos por diversas fuentes. Sin embargo, (pareciese que) existe un enfrentamiento sobre la memoria de esta época de violencia en el Perú. Es natural que esto suceda, pero debemos convencernos de que NO se trata de una lucha entre “buenos” y “malos”, sino de que es el resultado de diferentes experiencias y emociones.

Para la época del conflicto armado interno en el país, creo que es fundamental empezar a reconocer que no existe una única memoria, sino que existen diversas memorias (así en plural), en las cuales cada actor tiene sus propios recuerdos, con sus respectivos juicios de valor. Hay que reconocer esta diversidad de perspectivas y aprender a trabajar con ellas. No cegarnos con una única visión. Hablemos en plural. Esto va para todos los niveles, desde las comunidades más pequeñas, pasando por las familias, y hasta el Congreso.

En Ayacucho, las comunidades campesinas estuvieron en medio  de  un  fuego cruzado y ocurrieron terribles matanzas como la de Lucanamarca realizada por Sendero Luminoso, Putis realizada por los militares, o la de Uchuraccay, que habría sido realizada por la misma comunidad atormentada por la desconfianza. Fue una violencia generalizada y, como se evidencia en estos casos, con víctimas y victimarios diversos, incluso difíciles de distinguir (aunque queda claro que la responsabilidad del inicio del conflicto es sin duda de Sendero Luminoso). Respetar las memorias nunca implica justificar los crímenes ni las violaciones a derechos humanos, pero sí permite reconocer las situaciones límites en las cuales estuvieron implicados los diversos actores. Para que no se repita.

 

El Santuario “La Hoyada”, muy cerca al cuartel Los Cabitos, es un recuerdo vivo de los desaparecidos.

De las memorias a la reconciliación

Cuando se observan comentarios muy reduccionistas sobre el periodo de violencia, queda evidente que todavía se requiere un trabajo importante por hacer. Un mal trabajo sobre la memoria, sin reconocer la pluralidad, genera resentimientos, los cuales se transmiten de generación a generación alimentándose por prejuicios. Además, si la justicia es nula o incompleta, entonces estamos frente a un caldo de cultivo para nuevos conflictos. Se requiere trabajar el perdón y la reconciliación: pero que sea de verdad, respetando los tiempos y espacios. Nunca forzando.

Mantengámonos atentos, informémonos y vayamos más allá de nuestra burbuja. Cuando te hablen de memoria, responde agregando una “s” al final de la palabra.

Un agradecimiento al Centro Loyola Ayacucho por la labor que viene realizando para reconocer la complejidad y diversidad de actores que participaron del periodo de violencia, así como su contribución para sanar las heridas y construir una sociedad de paz. Su trabajo y sus proyectos alimentaron el presente artículo.

Santiago Paz

Humano (y luego economista... pero antes arequipeño). Sueño y confío que un mejor Perú es posible. Todos tenemos algo que aportar.

Viernes, 26 Octubre 2018 09:50

Memoria(s) y políticas públicas

Escrito por

Felix Reátegui, sociólogo por la PUCP e integrante del Instituto de Derechos Humanos de la PUCP, brindó una capacitación en temas de memoria y políticas públicas a los integrantes de Constructores de Paz y "Todas las memorias" a fin de ampliar la comprensión del conflicto armado interno y las dinámicas de las memorias en Perú, un país posguerra. Desde Centro Loyola Ayacucho les dejamos algunas entrevistas sobre las políticas públicas de las memorias.

 

 

 

En el marco de las actividades por los 450 años de la llegada de los Jesuitas al Perú, la Plataforma Apostólica de Ayacucho en coordinación con la Dirección Desconcentrada de Cultura (Ministerio de Cultura) y la Cámara de Turismo de Ayacucho organizaron la conferencia “ARQUITECTURA DE LOS JESUITAS. EDUCACIÓN Y EVANGELIZACIÓN EN IBEROAMÉRICA”, que se realizó este 28 de setiembre 2018, en el templo de la Compañía de Jesús de Ayacucho.

 

 La conferencia estuvo a cargo del prestigioso arquitecto Dr. Carlos Alberto Page, docente en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba y Doctor en Historia por la Facultad de Filosofía, Historia y Letras de la Universidad del Salvador de Buenos Aires. Director de la revista científica IHS Antiguos jesuitas en Iberoamérica del CIECS-CONICET-UNC quien también y publicó una edición especial de “La reducción jesuítica de Santa Rosa y su capilla de Loreto” que fue obsequiada al Papa Francisco por el gobierno del Paraguay.

 

 Esta actividad estaba programada para que se realice en el Auditorio de la Casa Matteo Ricci, SJ; pero la cantidad de personas inscritas superó la capacidad del local, por lo que el evento se realizó en el Templo de la Compañía de Jesús, que acogió a más de 150 personas. Entre los asistentes se contó con la presencia del arzobispo de Ayacucho, Mons. Salvador Piñeiro García Calderón, los directores de las instituciones organizadoras, así como de la prensa local.

 

 El Dr. Page manifestó su impresión por las construcciones arquitectónicas coloniales presentes en la ciudad de Huamanga, además del Templo de la Compañía, visitó la Catedral, el Templo y Convento de Sta Teresa, así como el centro histórico.

 

 La plataforma apostólica de Ayacucho está conformada por el Centro Loyola Ayacucho, IE Fe y Alegría Nº 50, CVX Ayacucho, Voluntariado Magis, Comunidad en Todo Amar y Servir, la Asociación Kusy Ayllu y el  ITP Fe y Alegría Nº 60 de Pampa Cangallo.

 

P. José Antonio Recharte inaugurando el evento

 

 

 

Miércoles, 29 Agosto 2018 10:03

Ayacucho tiene memoria(s): La Hoyada soñada

Escrito por

 

Centro Loyola Ayacucho a través de la campaña "Ayacucho tiene memoria(s)", presenta un cortometraje sobre La Hoyada: Santuario de la memoria donde se visibiliza las agencias de las organizaciones de afectados. Además en el marco de 15 años de la entrega del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

 

 

La Plataforma Apostólica Ayacucho conformada por: Centro Loyola Ayacucho, CVX San Ignacio, Voluntariado Magis, Colegio Fe y Alegría Nº 50 de Huamanga; Asociación Kusi Ayllu y el Instituto Tecnológico Fe y Alegría Nº 60 de Pampa Cangallo, organizaron un Concierto a cargo de la Orquesta de Cámara de Ayacucho con el maestro Allan Lavalle Terry como director invitado. Evento que se realizó en el Templo de la Compañía de Jesús, el sábado 18 de agosto de 2018, desde las 7:30 p.m., en el marco de las celebraciones por los 450 años de la llegada de los jesuitas al Perú.

El Concierto tuvo gran acogida de jóvenes y adultos, y de personalidades reconocidas como el Director Regional de Cultura de Ayacucho.

Las piezas musicales que deleitaron al público asistente fueron: Te Deum - Obertura del compositor E. Charpentier, Pompa y circunstancia de E. Elgar; Marcha Turca de L. Beethoven; Serenata de E. Toselli; Oboe de Gabriel de E. Marricone; Intermezzo - Cavalleria Rusticana de P. Mascagni; Tema Alemán de J. Brahms; Water Mark de Enya; Himno a la Alegría de L. Beethoven; Danza Huanca de A. Robles; Vilcanota de Guevara Ochoa y Cóndor pasa de A. Robles.

La orquesta estuvo conformada por 16 jóvenes músicos ayacuchanos, que tienen como meta constituirse en la Orquesta Sinfónica de Ayacucho para el Bicentenario de la Independencia en el año 2021.

A nombre de la Plataforma Apostólica Ayacucho agradeció el P. José Antonio Recharte SJ, superior de la comunidad jesuita.  Felicitamos el talento de los jóvenes músicos y su disposición para este excelente concierto.

  • Director Invitado: Allan Lavalle Terry
  • Concertino: Loayza Huamán, Grissel.
  • Violin I: Silvestre Cuenca Ethel y Huamaccto Canchari Karol
  • Violin II: Ccaulla Gómez Joanna; Gamarra Butrón, Ángela y Gutiérrez Valenzuela, Solansh Pamela
  • Viola: Aycachi Quinto Aldrín y Medina Morales Cristhian.
  • Violoncello: Aróstegui Gutiérrez Kristel y Palma Sierralta José Elías (voluntariado Magis)
  • Bajo: Mitma Díaz Manuel.
  • Flauta Traversa: Gutiérrez Escalante Francisco.
  • Clarinete: Quispe Rotte Joel.
  • Trompeta: Ñuñez Chuchón Jayo Erik
  • Trombón: Cáceres Alarcón Edwin.
  • Percusión: López Aroni Elvis.

 

 

 

Conferencia: la misión jesuita en el Perú (XVI-XVIII)

El Centro Loyola Ayacucho celebra los 450 años de retorno de los jesuitas al Perú con una conferencia que explora las principales razones de la llegada de los jesuitas en el Perú en los primeros años. Además, describe las acciones, dinámicas y retos que tuvieron que afrontar. Por ello, les invitamos a la conferencia que se llevará con los siguientes detalles:

Conferencista:

Juan Dejo Bendezú SJ: Sacerdote jesuita, especializado en historia de la espiritualidad. Máster de historia en la PUCP y teólogo por la Weston Jesuit School of theology.

Al Cuerpo Apostólico de la Provincia

En los días posteriores a Pentecostés, en los que la Iglesia nos invita a profundizar en los dones recibidos por el Espíritu Santo, me dirijo a todas las personas que forman el cuerpo apostólico, jesuitas, laicos y religiosas para reflexionar sobre la situación que la grave crisis de Venezuela está planteando no solo en este país, sino también en toda la región.

El hambre, la falta de medicinas y la persecución política son elementos de esta crisis humanitaria que se ha agudizado en las últimas semanas y especialmente después de las elecciones del día 20 de mayo. La crisis ya se ha trasladado a toda la región, los países del entorno están recibiendo masivamente a ciudadanos venezolanos. Se calcula que ya hay 4 millones de venezolanos fuera del país y Perú es el tercer país que más ha recibido después de Colombia y Brasil, países de frontera. En los últimos días, según información del equipo de la Red Jesuita Migrantes (RJM), están ingresando por la frontera de Tumbes 2,000 venezolanos al día. Actualmente hay alrededor de 250,000 en Perú y la cifra sigue aumentando. Estamos entonces ante una crisis migratoria sin precedentes en la región y especialmente en Perú, que siempre fue un país de emigrantes.

Como Compañía de Jesús no podemos permanecer ajenos a una crisis de estas proporciones, más aún cuando la atención a migrantes y refugiados es una preferencia apostólica universal de nuestra misión. Esta carta tiene como objetivo, por un lado, informar de las posibles alternativas como respuesta a la crisis y, por otro, sensibilizarnos como Cuerpo apostólico. Confío también que la información y la sensibilización nos lleven a prestar nuestra ayuda solidaria en la medida de nuestras posibilidades.

En la última Asamblea de la CPAL, celebrada en Haití del 1 al 5 de abril, se propusieron algunas líneas de acción. La primera fue fortalecer la RJM de AL y los equipos del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) que ya atienden en frontera, tanto en Cúcuta (Colombia) como en Boavista (Brasil), brindando ayuda humanitaria, asesoría jurídica y atención psicosocial. Otra línea de colaboración propuesta ha sido la ayuda humanitaria a colaboradores de obras jesuitas y a familiares jesuitas en Venezuela a través de un plan de hermanamiento entre obras y comunidades de Venezuela y Perú. Esta propuesta está pendiente de concreción por parte de los jesuitas de Venezuela y se comunicará oportunamente.

En nuestra Provincia contamos con un trabajo de atención y coordinación interinstitucional conducido por un grupo de Red Jesuita con Migrantes (RJM), pero que es necesario fortalecer. Actualmente funcionan tres oficinas de atención a refugiados y migrantes en tres ciudades: Lima (en el Centro Loyola Breña), Tacna y Tumbes. Las oficinas funcionan por un convenio entre Encuentros-Servicio Jesuita de la Solidaridad (SJS) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Su trabajo se centra en atención humanitaria y social, asesoría jurídica y colaboración en medios de vida.

Además de la atención directa, en Lima se reúne periódicamente el grupo RJM compuesto por Encuentros SJS, el Instituto de Ética y Desarrollo de la UARM y la carrera de derecho de la UARM. Un paso para fortalecer nuestra red local, y responder a la emergencia de forma coordinada, será la conversación con ACNUR en las reuniones de plataformas sur y norte para informarnos de la situación y proponer iniciativas de ayuda. Será importante programar una reunión similar con las plataformas y comunidades de Lima donde están el 85 % de los venezolanos. La idea es que cada institución colabore desde lo que hace y que puedan recibir asesoría y capacitación desde RJM.

La RJM está promoviendo la colaboración con la CONFER y con la Conferencia Episcopal, dado que desde el Vaticano se ha lanzado el proyecto “Puentes de Solidaridad” de colaboración con los migrantes venezolanos en coordinación con 8 conferencias episcopales de América Latina, entre ellas, la Conferencia Episcopal Peruana.

Esta emergencia nos obliga a adaptar nuestro servicio apostólico actual, con el objetivo de atender esta preferencia universal de la Compañía y de la Iglesia universal. La crisis humanitaria es ya muy visible en nuestras ciudades, donde encontramos de forma permanente a ciudadanos venezolanos. Por eso también les invito a que consideren atentamente la manera como pueden ayudar en esta emergencia, tanto como comunidades religiosas y como obras apostólicas.

Para aquellos que deseen ampliar la información, adjunto el informe que prepararon las instituciones de RJM Perú (junto con IDEHPUC y la Universidad del Pacífico) y que fue utilizado en la Audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 11 de mayo de 2018 en Santo Domingo. Este documento no solo nos informa de todos los aspectos de la migración venezolana, sino que también es una muestra del nivel de coordinación que nuestro trabajo en movilidad humana está alcanzando.

Me despido de todos ustedes invitándoles a la reflexión desde el deseo de promover la justicia, la solidaridad y la acogida que brotan de nuestra fe en Jesucristo.

Lima, 22 de mayo de 2018

P. Juan Carlos Morante Buchhammer, SJ
Superior Provincial de la Compañía de Jesús en el Perú

 

La descarga del documento está disponible en los enlaces del final de la nota, junto con un informe que caracteriza la migración venezolana y fue preparado para presentarse en la Audiencia Temática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Carta del P. Provincial Juan Carlos Morante SJ sobre la crisis migratoria venezolana (PDF)

Documento preparatorio para Audiencia Temática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (PDF)

En el marco de la batalla de Ayacucho, la Municipalidad Provincial de Huamanga reconoció a Carmen de los Ríos Baertl, directora de Centro Loyola Ayacucho, como "Hija Adoptiva de Huamanga" por la labor de la defensa en los derechos humanos, la promoción de la justicia por los pobres y la construcción de una cultura de paz en una sociedad posguerra.

El domingo 04 de marzo se llevó a cabo la misa conmemorativa por los 33 años de desaparecidos del Centro Poblado de Allpachaka, distrito de Chiara, región Ayacucho por iniciativa de Francisca Cuadros (presidenta base Allpachaka) y Percy Sulca (ex alcalde de Chiara). A través de cánticos como San Gregorio, las velas prendidas y la lectura de nombres se recordaba a las vidas perdidas. Luego, en el parque de Allpachaka, familiares reunidos tuvieron una reunión donde pidieron la construcción de un lugar de memoria para recordar. En palabras de Juana Carrión, presidenta de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú, “ahora que hemos hecho una misa, no podemos colocar el arreglo floral a un lugar que represente a nuestros desaparecidos”.

A su turno, Percy Huauya, representante de CONAVIP, dijo “ahora que la madre puso la flor aquí, este será un lugar de memoria. Así como a Allpachaka lo conocen por su ganadería y tiene su monumento de una vaca, nosotros también debemos tener una placa con los nombres y fechas de los desaparecidos”. Las autoridades locales y representantes de organizaciones de afectados se sumaron al pedido y se comprometieron a realizar las gestiones ante la CMAN y establecieron el 28 de febrero para recordar a todas las víctimas del C.P. Allpachaka. DATO: El 28 de febrero de 1985 el ejército, provenientes de la base militar de Sachabamba (Chiara) ingresaron a la localidad de Allpachaka con un comboy militar llevándose a 07 pobladores (Avelino Andrés Sulca Quispe, Alipio Sulca Condori, Delfin Roca Huamán, Carlos Huamán Tineo, Jesús Tineo Bautista, Celestina Carrión y Domingo Cisneros). después de haberlos maltratado, golpeado en presencia de sus familiares, esposas e hijos menores, con destino a Sachabamba. Desde ese día hasta la fecha no se sabe sobre el paradero de las 07 personas mencionadas.

 

El 1 de diciembre del 2017 en el salón evento señorial Vista Alegre del distrito de Carmen Alto, se realizó el evento “Presentación del diagnóstico gestión del agua en el distrito de Carmen Alto y cierre de año 2017” del proyecto “Jóvenes por un medio ambiente por justicia” que el instituto Bartolomé de las Casas Lima en coordinación con el Centro Loyola Ayacucho vienen ejecutando.

 

En este evento participaron jóvenes del proyecto ambiental, quienes vienen siendo formados como voceros y promotores ambientales; docentes y estudiantes que conforman las brigadas ecológicas escolares de dos colegios del distrito; Javier Heraud Pérez “La Paz” y Abraham Valdelomar “Vista Alegre”, así como también vecinos de la zona e invitados que participaron en el desarrollo de las actividades del primer año.

 

El objetivo fue de socializar los resultados obtenidos en el levantamiento del diagnóstico sobre la gestión del agua en Carmen Alto: Leyes sobre el derecho del agua, quienes son responsables, ¿De dónde viene el agua para Ayacucho?, algunos problemas “El agua no viene del caño” y “Ruta del agua”, información contenida en un boletín informativo que se distribuyó entre los asistentes, otra manera de exponer estos resultados del diagnóstico fue mediante el teatro, de una manera entretenida y directa, en la cual actuaron jóvenes del proyecto.

 

Por otra parte las brigadas ecológicas escolares recibieron un reconocimiento mediante acto resolutivo de alcaldía de parte de la Municipalidad distrital de Carmen Alto. Finalmente se buscó el compromiso de los docentes, estudiantes y jóvenes del proyecto para continuar fortaleciendo el trabajando realizado hasta ahora, de la misma manera se explicó a grandes rasgos las actividades que se desarrollaran el 2018 en este año se piensa involucrar a los vecinos del distrito, funcionarios de la municipalidad y otras instituciones.

Página 1 de 5
Mallancorp Digital © Centro Loyola Ayacucho